Únete a mis redes sociales

10 de febrero de 2015

Ya no me parezco a Uma Thurman...


¡Hola guapísimas!.

¿Os han dicho alguna vez que os parecéis a alguien famoso?. A un cantante, una actriz, una modelo...a mí sí, y más de lo que hubiera querido, ya que hubo una época en la que hasta le cogí tirria a Uma Thurman porque algunos amigos (en plan broma total) hasta me llamaban directamente Uma

Mi madre, mi hermana, mi peluquero "¿Has venido a retocarte las mechas, doble de Uma Thurman?", la chica de la farmacia, un grupito de chicos por la calle en voz alta "¿Habéis visto cómo se parece ésa a Uma Thurman?", en la fiesta de unos amigos, la cajera del supermercado, en los pubs, mi marido cuando me conoció...¡¡que agobio!!.

Evidentemente ese parecido era y es subjetivo, algunas personas no me encuentran la similitud con Uma Thurman por ningún lado (cosa que agradezco) y por otro mi madre guarda con mimo una portada de Telva con el rostro inmaculado de la actriz porque dice que soy igualita a ella (a excepción de los ojos azules).

En fin, nunca me ha gustado que me compararan con ella porque la verdad, jamás me ha parecido una mujer bella, quizá resultona y atractiva, pero nada más. 

Esa era la etapa en la que yo tenía 10 o 15 años menos y Uma Thurman se hallaba en la cima del éxito más absoluto. Con el tiempo, su visibilidad fue disminuyendo (al igual que mi primera juventud) y las miraditas de la gente o los cuchicheos en los que se apreciaba el nombre de la actriz, cesaron.

Y así va a seguir, porque señores y señoras, ya no me parezco a Uma Thurman. No, ya jamás van a volver a decírmelo, porque Uma Thurman ya no es Uma Thurman, o al menos no es la que todos conocíamos.



Así ha aparecido la actriz en el estreno de su última mini-serie, con el cabello de un tono más cobrizo de lo que suele ser habitual en ella, labios rojos y ojos sin maquillar...¿Quizá para despistar?

Catherine Zeta-Jones o Reneé Zellweger ya habían traspasado la delicada barrera de los retoques estéticos sin mucha fortuna, y ahora le ha tocado el turno a Uma, que con tan solo 44 años, ha decidido pasar por el quirófano, inyectarse bótox o hacer uso de infiltraciones de relleno (a juzgar por las últimas fotos).


Fuente
Fuente

No se sabe qué exactamente, pero salta a la vista que algo químico ha modificado la expresión de la protagonista de Kill Bill, porque igual no está, eso desde luego...


Uma Thurman antes

Uma Thurman antes

¿Qué o quiénes han llevado a Uma Thurman a sucumbir a la cirugía estética cuando ella misma renegaba de ese tipo de operaciones?. ¿Quizá esta foto de finales de 2014 en el Festival de Cine de Estocolmo?. 

Sea como fuere, su decisión es respetable, ella con su cara y su dinero puede hacer lo que le plazca si así es feliz, pero se abre de nuevo el debate de, ya no querer mejorar una parte de tu cuerpo, sino de cambiar completamente tu expresión hasta el punto de parecer otra persona.

No, definitivamente, ya no me parezco a Uma Thurman.

EDITO: Me ha llegado una nota de prensa de Balaguer Comunicación en la que se pregunta su opinión al Dr. Antonio Tapia, especialista en cirugía plástica y reparadora, que presta sus servicios en el Instituto Tapia y el Hospital Quirón de Barcelona.
El Dr. Tapia afirma que "no hay duda de que le han practicado un lifting de tercio medio y superior lateral de gran componente cutáneo que ha modificado la expresión previa de su rostro y le ha restado naturalidad. Además le han intervenido de blefaroplastia y cantopexia". En su opinión existe una asimetría evidente, aunque puede ser debida a la inflamación ya que la intervención es muy reciente, por lo que habría que esperar para valorar el resultado final.




 
Cantopexia
Es una técnica que le da una forma más almendrada al ojo para evitar una posición caída del párpado inferior que se produce por la edad y evitar rasgos más redondeados que transmiten expresión de tristeza. Se aplica en el ángulo del ojo y sirve para levantar su comisura externa. De esta forma obtenemos un párpado inferior más tensado en aquellos pacientes que lo tienen demasiado laxo.

Blefaroplastia
Este tratamiento elimina el exceso de grasa y piel de los párpados, dando el aspecto de una mirada más despierta y rejuvenecida. La blefaroplastia es un procedimiento que se realiza en  pacientes que desean rejuvenecer la mirada, cansada por el paso de los años, pero también puede realizarse en pacientes jóvenes afectados por exceso de bolsas congénitas.

Lifting Facial
Un lifting facial no puede parar el proceso de envejecimiento pero lo que sí puede conseguir es hacer “retroceder el reloj”, mejorando los signos de descolgamiento más visibles, mediante la extracción del exceso de grasa, tensando los músculos subyacentes, recolocando y estirando la piel de la cara y el cuello.


Qué opináis, ¿os gusta más la antigua, o la nueva Uma Thurman?.


Como siempre, muchas gracias por estar ahí, leer y/o comentar...

¡¡BESAZOS y nos vemos en las redes sociales!!.